Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 enero 2011 3 19 /01 /enero /2011 23:22

Camino elegantemente por el hall del hotel después de dejar la llave de mi habitación en la recepción y en mi camino se cruza un botones que empuja un gran carro lleno de maletas. Se me queda mirando fijamente con la boca medio abierta en un gesto que le hace parecer más tonto de lo que probablemente sea. Por el rabillo del ojo veo que vuelve la cabeza para seguir mis movimientos y sin darse cuenta atropella a una vieja emperifollada, repleta de oros ( o por lo menos eso le dirá su marido ) y con pinta de desayunar todos los días caviar y langosta. Escuchando gritos, lamentos y protestas, y con una gran sonrisa en la boca, entro en el bar.

Nada más aparecer por la puerta, me detengo un momento. Observo y cuento mentalmente de forma rápida, tal y como me enseñaron, todo el mundo que se encuentra dentro del bar: 31 hombres, 16 mujeres. 4 niños, 2 camareros en la barra y otros 2 en las mesas. Veo también que hay 1 cámara de vigilancia y un par de puertas. Una debe llevar al almacen y la otra parece que va a parar a un largo pasillo. Hay que tener una ruta de escape por si acaso las cosas se complican.

Me miro en un gran espejo lleno de ornamentos y florituras que hay en la entrada. La Agencia no repara en gastos.  Estoy bien sexy con mi vestido nuevo de Versace, negro, que realza mis pechos y me hace un buen culo. Tengo los labios pintados de rojo putón, en mi cuello luzco un sencillo collar hecho de cristales de murano y también luzco en los pies unos Manolos que haría que la mayoría de las mujeres de mundo se muerieran de envidia. Estoy perfecta.

- ¿ Lo ves ?- me dice una voz estridente en el oído derecho.

- Estoy en ello - contesto despacio para que nadie me pueda oir. No me acabo de acostumbrar a los microfonos que nos hacen poner. Son incómodos y me duelen mucho los oídos de usarlos. La voz corresponde a un componente de mi grupo de apoyo que están situados en una furgoneta aparcada en la acera de enfrente del hotel. El grupo, si se puede llamar así, está formado por Mike Lennon, el conductor, un afroamericano entrado ya en años y con una barriga más grande que el ego de mi ex ; Tom Cassidy, el de los monitores, un irlandes que se cree más de lo que es y que debe pensar que el jabón es un producto de cuarta o quinta necesidad y por último, Nick Hogan, el encargado de los micrófonos que es el que me ha hablado hace unos segundos, un americano sureño bastante capullo que no debe haberse lavado la boca en milenios. Yo lo llamo Aliento de dragón. Menudo equipo...

- Date prisa, monada, no tenemos todo el día - me dice y su voz suena como si la tuviera llena de comida. Me lo imagino comiéndose una de las hamburguesas que se suele comer y se me revuelve el estómago solo de pensarlo.

- Ya voy - contesto de forma suave pensando que luego tengo que tener una conversación sobre buenos modales con él.

Diviso mi objetivo al fondo de la barra. Un hombre de mediana edad, moreno, delgado, casi anoréxico diría yo, vestido con un elegante traje de Armani y con claros signos de haber estado bebiendo desde hace un buen rato. Me retoco la peluca negra que llevo para camuflarme y disimular el mícrófono de mi oreja y con paso firme y decidido me dirijo hacia él

De camino a la barra noto como decenas de ojos masculinos ( e incluso un par de ojos femeninos ) se clavan en mí y agradezco que lo que miran no sea mi cara ni mis ojos. Mejor para mí, si les preguntan solo recordarán a una mujer morena con un cuerpazo de escándalo. ¡ Dios bendiga a la Madre Naturaleza !

Me siento en un taburete en la barra y con mi mejor voz dulce y melosa le pido al camarero un gin-tonic. Saco el monedero del diminuto bolso de Dona Karan que llevo y con disimulo lo dejo caer al suelo. Lamentándome en voz alta me agacho para recogerlo y noto que he atraído la atención de mi objetivo. Siento su mirada en mi culo y lo dejo así un par de segundos más recreandome, por si todavía no le ha quedado claro. Me vuelvo a sentar en el taburete y jugueteo con los hielos de mi copa esperando. Justo detrás de él se encuentra su guarda pretoriana.. Son diez y están sentados en dos mesas jugando al poker, bebiendo, gritando y soltando grandes y masculinas risotadas. No veo muchas diferencias entre ellos y un grupo de primates. Y hablando de primates, hay uno que me parece bastante mono, la verdad.

Por el rabillo de mi ojo derecho veo que la persona por la cual me encuentro aquí se levanta del taburete y se me acerca. Me hago la despistada y bebo un trago del cubata.

- Buenas noches, señorita. - me dice. Me vuelvo hacia él y veo por primera vez de cerca su nariz aguileña y sus ojos inexpresivos. Parece un poco gilipollas.

- ¿ Qué hace una mujer tan bonita como tú aquí tan sola ?

Rectifico. Gilipollas total.

Lo miro un segundo sin decir nada y de todo mi repertorio de sonrisas, saco una mitad inocente-mitad seductora.

- Pues estaba aburrida en mi habitación y he bajado a tomarme una copà - le contesto sin apartar mis ojos de los suyos.

- ¿ Me permites que te acompañe ? - me pegunta

Le contesto afirmativamente y a partir de ahí todo es muy fácil. Durante un buen rato hablamos de cosas banales, tonteamos, nos reimos y bebemos. Lo que peor llevo es que mi querido grupo de apoyo estan oyendo todo lo que digo y me estan viendo en vivo y en directo. La Agencia ha hecho bien su trabajo y han colocado unas cuantas cámaras escondidas por el hotel. Aquí en el bar hay una, camuflada en una lámpara del techo. No sé cómo lo han hecho y la verdad es que no me importa un pimiento. La cuestión es que está ahí, cumpliendo su cometido.

Por fin me dice que si quiero ir  a su habitación a pasar, según él, una noche increíble. Yo le prometo que vá a pasar una noche inolvidable. Y así vá a ser, desde luego.

 

    


Compartir este post

Repost 0
Published by Guti - en Relatos
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de Guti
  • El blog de Guti
  • : Este es mi espacio personal. En el intento reflejar mi forma de ver el mundo, mis opiniones, mis gustos, mis ralladas, mis relatos...Cada post que escribo tiene un trocito de mí, de mi esencia. Espero que guste al que lo lea o por lo menos le parezca interesante y le dé que pensar.
  • Contacto

Recherche

Liens